Ambliopía

¿QUÉ ES LA AMBLIOPÍA?

Es una disminución de la visión usualmente en un ojo. También conocido como “ojo flojo”.

 

¿CUÁLES SON LAS CASUAS DE AMBLIOPÍA?

Cualquier condición o enfermedad que provoque una visión borrosa o que impida que los dos ojos trabajen juntos.

 

 

 

Ejemplos:

•Estrabismo                                                 •Nacimiento prematuro

•Miopía, Astigmatismo                                 •Trauma ocular

•Catarata                                                     •Hereditario

•Ptosis (párpado caído)

 

¿QUIÉNES ESTAN EN RIESGO DE TENER AMBLIOPÍA?

Los recién nacidos tienen una visión muy baja, sin embargo esta va mejorando conforme el niño crece, terminando su maduración a la edad de 8 años. Cualquier niño menor de esa edad que presente alguna afección ocular estará en riesgo.

Para que ambos ojos tengan una visión similar deberán tener una imagen clara y una correcta alineación entre ellos. La ambliopía afecta a 4 de cada 100 personas siendo una entidad corregible si se da tratamiento en la infancia temprana. Los padres deben de estar alertas del cuidado visual de su hijo(a) ya que de eso dependerá la visión que tendrá de adulto. Algunos médicos realizan el examen visual como parte de la exploración pediátrica.

Sin embargo deberá referirse al oftalmólogo si existen dificultades en medir la visión. Se recomienda una revisión ocular a la edad de los 3 años por su pediátra o médico familiar, o antes en casos de antecedente familiar de cualquier enfermedad ocular.

¿COMÓ SE TRATA LA AMBLIOPÍA?

Cada niño es diferente. El doctor le explicará el mejor tratamiento para su hijo. Puede incluir uno o más de los siguientes métodos:

 -Lentes:

El objetivo es mejorar la calidad visual del ojo afectado, permitiendo una buena visión binocular.

 

 

-Parche:

Se ocluye el ojo de mejor visión, lo que obliga al otro ojo a trabajar y así acelerar su maduración. Su doctor le explicará cómo y cuánto tiempo necesitará el parche.

 

-Gotas:

Se puede combinar con el parche o sin el, su finalidad es inducir borrosidad al ojo dominante.